REVISTA MUFACE. Nº 244. VERANO 2018
Se encuentra en: / Mutualistas por el Mundo. Pilar Ferrando
Mutualistas por el mundo

Pilar Ferrando, secretaria en la embajada de España en Pekín

“China está cambiando a pasos agigantados”

Llegó a China por primera vez en 1981 y trabajó como auxiliar administrativa en la embajada en Pekín hasta 1986. Pilar Ferrando también ha prestado sus servicios en Washington, en Lima, en la delegación de la OTAN en Bruselas y en la de la ONU en Ginebra, entre otros destinos. El pasado marzo ha vuelto a Pekín como secretaria del embajador.

CARLOS BARRIO
Pilar Ferrando

“El cambio que se ha producido en China desde que estuve en los años ochenta hasta ahora ha sido espectacular. Se nota que se ha convertido en una gran potencia”, dice Pilar Ferrando, una auxiliar administrativa madrileña que tiene recorrido más mundo que muchos embajadores. Acaba de volver a la capital de la República Popular como secretaria del embajador, Alberto Carnero, en el cargo desde octubre de 2017.

“No he parado de hacer trámites de todo tipo desde que he llegado, empezando por buscar un apartamento, pero me ha dado tiempo de ver que están cambiando a pasos agigantados”, afirma. Valga un ejemplo: “Casi todo el mundo usa el móvil, hasta para pagar en los comercios. Además, ahora hay varias aplicaciones de diccionarios que son una grandísima ayuda para los extranjeros. Nos superan con creces en cuestiones de tecnología”. A Pilar siempre le ha gustado el idioma chino. “Lo estudié en Ginebra y también en Madrid. Tengo un nivel intermedio, que para ser chino no es gran cosa, lo justo para defenderme. Mi intención es quedarme aquí unos años para perfeccionarlo”.

El apartamento donde vive, “en un piso 26 y con buenas vistas”, le sale por un precio “parecido al de cualquier gran capital del mundo”, con el valor añadido de que puede ir andando a su trabajo en la embajada. “Un pequeño lujo, pues el tráfico aquí es horrible”, añade. Sí ha notado “un aumento considerable de la contaminación” en la capital china, cuya población ya supera los 21 millones de habitantes. “Uso una mascarilla lavable, mejor que las de usar y tirar”.

Occidentalización

De la idiosincrasia china asegura que “son gente muy sociable, en eso se parecen mucho a los españoles. Cualquier evento lo celebran en un restaurante. Eso sí, comen a las once y media de la mañana”. Apasionada de su gastronomía, “sobre todo la del norte”, asegura que Pekín se ha occidentalizado bastante: “Ya se ve más pan, en detrimento del arroz, y toman mucho café, frente al té tradicional. Pero siguen cocinando muy buen pescado, como la anguila, y exquisitas verduras con todo tipo de salsas. Cerveza ya tenían, y muy buena, pero también se ve que empiezan a disfrutar del vino”. Añade un descubrimiento reciente: “Unos cacahuetes con guindilla, ideales para acompañarlos con una cerveza”. En su día a día, eso sí, se hace “comida española. Venden incluso aceite de oliva”.

Las grandes multinacionales, incluida una de moda española, ya han tomado las principales calles de la capital, “pero aún hay buenas tiendas de ropa autóctona, como el qipao típico de las mujeres”.

Pilar ya conoce, desde hace años, gran parte del país. “He estado en Shanghái, que me pareció impresionante, Hong Kong, Cantón, Xian, en el Tíbet...”. De la capital recomienda, aparte de la visita obligatoria a la Gran Muralla, “la Ciudad Prohibida, aunque está muy masificada; el Palacio de Verano, el Templo del Cielo, los hutongs, esos edificios bajos en los callejones del casco viejo, y uno que a mí me encanta, el Templo de la Nube Blanca, taoísta. Hay mucho por descubrir”.

Todavía conserva amigos de cuando estuvo destinada en los años ochenta. “Poco a poco iré retomando los contactos. He vuelto con la intención de pasar aquí una buena temporada”. En febrero empezó el año del Perro. Aún le queda mucho horóscopo chino por vivir.

Fotografías
Pilar Ferrando 01

Usan el móvil hasta para pagar en los comercios.

XHTML Válido. Acceso al validador on-line. Ventana nueva AA CSS válido