REVISTA MUFACE. Nº 244. VERANO 2018
Se encuentra en: Educación / Actividades escolares en vacaciones / Entrevista a Juan Antonio Planas
Educación
Juan Antonio Planas, presidente de la Asociación Aragonesa de Psicopedagogía

“Lo que no se estimula desde la infancia es difícil que después se ponga en marcha”

Juan Antonio Planas es fundador y presidente de la Asociación Aragonesa de Psicopedagogía y también ha sido responsable de la Confederación de Organizaciones de Psicopedagogía y Orientación de España. Con 35 años dedicados a la docencia y la orientación, actualmente es jefe del Departamento de Orientación del IES “Tiempos Modernos”, de Zaragoza.

D. V.

¿Es bueno mantener el hábito de trabajo entre los escolares durante el verano o es preferible una desconexión, hayan o no aprobado el curso?

Antes que nada, que gustaría decir que en materia de educación las cosas no son blancas o negras, sino que hay muchos matices de grises. En respuesta a la pregunta, mi visión es que nada más terminar las clases conviene una desconexión total con las tareas escolares. Pero el verano es demasiado largo e independientemente de si han aprobado o no, conviene que no pierdan el hábito de leer todos los días un tiempo. Desde finales de agosto hasta empezar las clases en septiembre sí que hay que aumentar el tiempo dedicado a tareas de tipo intelectual. Además de practicar la lectura, conviene que todo el mundo escriba “a mano”, pues la neuropsicología está demostrando la conexión cerebral de la motricidad fina. Se memoriza mucho mejor aquello que se ha escrito a mano que lo que escribimos con un ordenador o simplemente se ha leído. También es preciso fomentar la expresión escrita, de la que cada vez adolecen más alumnos.

En función de la edad y el nivel que cursa el alumno, ¿cómo deben enfocarse las actividades y, en su caso, los deberes para los meses de verano?

Es aconsejable que las tareas de escritura y de mayor exigencia intelectual se aborden a primeras horas de la mañana. El hábito lector es mejor dejarlo para las últimas horas de la tarde-noche. Cuando los niños son pequeños, la lectura comentada con la madre o el padre antes de dormirse es muy aconsejable. También recomiendo que, a todas las edades, durante el verano haya una hora razonable de levantarse. No es nada positivo acostarse unos días muy tarde y levantarse igualmente tarde. Es mucho mejor mantener cierta rutina –con flexibilidad– a la hora de levantarse pronto, ayudar en las tareas domésticas e implicarse en rutinas de creciente responsabilidad.

Creo que es mejor practicar actividades intelectuales durante los dos meses y medio que duran las vacaciones estivales, pues aquello que no se practica se atrofia. Además, lo que no se estimula desde la infancia es muy difícil que después se ponga en marcha. Dedicar cada día un tiempo –adecuado a la edad del niño o adolescente– al aprendizaje es sumamente necesario para un cerebro en crecimiento que necesita un continuo estímulo.

Entre los padres están aquellos creen que sus hijos tienen derecho a un verano sin obligaciones y otros que consideran –muchas veces por cuestiones de conciliación laboral y familiar– que deben estar ocupados con todo tipo de tareas. ¿Cuál es su visión al respecto?

En el punto medio está la virtud. Hay que buscar un tiempo de actividades dirigidas. Sobre todo si los padres tienen obligaciones familiares. Pero también hay que garantizar un espacio y tiempo sin tales “obligaciones”. Y también hay que considerar que todos los días deberían seguir manteniendo ciertas tareas familiares, como ordenar su habitación, colaborar en la limpieza de la casa, hacer la compra…

En todo caso, es totalmente desaconsejable dejar esa completa libertad para que el niño o adolescente organice su tiempo vacacional a su antojo y sin ningún tipo de regulación. Mientras los hijos permanecen en el domicilio familiar, aunque sean mayores de edad, deben someterse a un horario y a unas normas que deben delimitar los padres. Observo con creciente frecuencia que hay alumnos que conocen muy bien sus derechos pero tienden a olvidar sus obligaciones.

Fotografías
Juan Antonio Planas

Hay que buscar un tiempo de actividades dirigidas, pero también hay que garantizar un espacio sin tales obligaciones

XHTML Válido. Acceso al validador on-line. Ventana nueva AA CSS válido