REVISTA MUFACE. Nº 243. PRIMAVERA 2018
Se encuentra en: / Entrevista a Cristóbal Montoro
Entrevista
Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Función Pública

“MUFACE vive un momento de extraordinario dinamismo”

En tres meses, el ministro de Hacienda y Función Pública, Cristóbal Montoro, ha sido protagonista de dos grandes acontecimientos para los empleados públicos. Por un lado, ha firmado con los sindicatos un acuerdo para la mejora de sus condiciones laborales y, por otro, ha suscrito el nuevo concierto de MUFACE para el periodo 2018-2019, con un importante aumento en la prima.

CHUS SÁEZ
Cristóbal Montoro 01

¿Cuáles son a su juicio los aspectos más relevantes del acuerdo suscrito con los sindicatos el pasado 9 de marzo?

Todas las medidas recogidas en el acuerdo son importantes, ya que contribuyen a mejorar las condiciones laborales de los empleados públicos. Como filosofía general, creo que es muy importante que las personas que trabajan en el servicio público y que tanto han hecho por la recuperación económica se beneficien de los frutos de esta recuperación.

Este es el segundo acuerdo que usted firma con los representantes sindicales de los empleados públicos, pero es la primera vez que se vinculan los incrementos salariales a la evolución de PIB. ¿Habrá en todo caso unos mínimos garantizados?

Efectivamente, es la primera vez que se liga el incremento de retribuciones a la evolución económica, y eso es algo muy importante, porque demuestra el compromiso de la función pública con la política de estabilidad presupuestaria como base del crecimiento económico. Se ha acordado un marco plurianual (2018, 2019 y 2020) de subida con una parte fija, más un porcentaje adicional vinculado al crecimiento del PIB y, el último año, también al cumplimiento del objetivo de estabilidad presupuestaria. De esta manera, los empleados públicos tienen un mínimo garantizado de subida salarial del 1,75% en el año 2018, 2,25% en 2019 y 2% en 2020.

¿Cree que este acuerdo puede servir de ejemplo al sector privado para un acuerdo global de patronal y sindicatos?

Es un buen acuerdo y, sin duda, los agentes sociales ya han tomado nota de que se pueden conseguir cosas muy positivas también en el sector privado, vinculando mejoras laborales y salariales a los resultados económicos.

Equiparación salarial de policías y guardias civiles con las policías autonómicas, subida del 8% a todos los empleados públicos. ¿No va a ser necesario subir los impuestos para poder atender en un futuro estos acuerdos?

Los acuerdos pactados, tanto el que se refiere a la equiparación salarial de Policía y Guardia Civil como el general de mejora del empleo, que incluye incrementos retributivos a 3,1 millones de empleados públicos, deben enmarcarse en un escenario macroeconómico favorable para el periodo 2017-2019 que es el que nos sirve de referencia. Contamos con un incremento del PIB real del 3,1% en 2017 y previsiones superiores al 2% en 2018 y 2019. Este crecimiento previsto de la economía tendrá como consecuencia un incremento de la recaudación, y en el caso de las comunidades autónomas o de las entidades locales, un incremento de los recursos del sistema de financiación y de los ingresos por tributos propios, que proporcionará soporte suficiente para, en una situación de estabilidad, hacer frente a las medidas pactadas.

Si se cumplen las expectativas de Gobierno, se llegará al final del periodo 2020 a un 8,79% de incremento salarial. ¿Se habrá conseguido con ello recuperar el poder adquisitivo de los empleados públicos?

Se habrá recuperado una parte importante del poder adquisitivo. Hemos sentado las bases para que nuestra economía siga creciendo y que después de este acuerdo vengan otros, de manera que las subidas salariales estén siempre respaldadas por unas cuentas públicas saneadas.

En cuanto a la jornada semanal. ¿Qué avances se contemplan?

En este asunto, se mantiene la jornada semanal de 37 horas y media, pero se contempla la posibilidad de que cada Administración Pública pueda establecer en sus calendarios laborales otras jornadas ordinarias de trabajo, o un reparto anual de la jornada en atención a las particularidades de cada función, tarea y sector, como jornadas a turnos, nocturnas o especialmente penosas. En cualquier caso, para ello se deben cumplir los objetivos en materia de déficit público, deuda y regla de gasto, así como no afectar al objetivo de temporalidad máxima del 8%.

¿Qué está previsto en lo relativo a medidas de conciliación?

Me gustaría hacer especial hincapié en esta cuestión, porque el acuerdo establece medidas absolutamente novedosas en cuestiones sociales y de conciliación familiar para el colectivo de los empleados públicos. De este modo, se ha acordado, por ejemplo, establecer una bolsa de hasta un 5% de jornada anual de horas recuperables para la atención a mayores, menores o dependientes. O la posibilidad de establecer la jornada intensiva para el cuidado de hijos menores de 12 años o personas con dependencia. Otra medida importante es la acordada en relación con la situación de incapacidad temporal, permitiendo que cada Administración determine las retribuciones a percibir durante la misma, pudiendo alcanzarse un máximo del 100% de las retribuciones fijas.

¿Qué lugar ocupan en la agenda de su departamento la renovación y el rejuvenecimiento del funcionariado?

Es muy importante rejuvenecer la Administración e incorporar a nuevos profesionales preparados que deseen orientar su futuro laboral a labrarse una carrera en el servicio público. La mejora de las finanzas nos permite ahora empezar a crear empleo neto en servicios públicos que son fundamentales para la sociedad y aplicar los procesos de estabilización del empleo temporal que hemos pactado con los sindicatos. Estas iniciativas permiten que la media de edad de los empleados públicos inicie por fin una línea descendente, puesto que la media de edad de los participantes en procesos de selección, es decir, de los opositores, es claramente inferior a la media de edad de los empleados públicos. Este año, por primera vez desde 1995, las administraciones públicas no solo podrán cubrir sus bajas en todos los sectores, sino que podrán, además, incrementar sus plantillas por encima del 100% de esas bajas efectivas.

El acuerdo firmado con los sindicatos establece que aquellas administraciones que hayan cumplido el objetivo de déficit, deuda y regla de gasto podrán reponer al completo sus bajas. A lo que se suma una bolsa del 8% para sectores que necesiten un refuerzo adicional, que será del 10% para las corporaciones locales, que tanto nos lo han demandado. Asimismo, en el caso de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Policía autonómica y Policía local, la tasa de reposición se eleva al 115%, y en el caso de funcionarios de Administración local con habilitación de carácter nacional, la cobertura de plazas podrá llegar hasta un 30%.

Le hemos oído decir que la protección de los derechos y salarios de los funcionarios públicos es una medida imprescindible para fortalecer el crecimiento y sostenibilidad de la economía española, pero hay quienes piensan que se trata de un privilegio.

No se puede considerar privilegio una medida que, en mi opinión, es absolutamente justa. Los funcionarios públicos son trabajadores que, al recibir sus retribuciones del erario público, se han visto directamente afectados estos años por las políticas de restricción presupuestaria. Una vez que hemos superado la peor parte de la crisis, que hemos avanzado enormemente en la reducción del déficit, que llevamos tres años consecutivos con crecimientos del PIB superiores al 3% y que los ingresos crecen de una manera muy sólida, los empleados públicos deben beneficiarse de esa recuperación a la que tanto han contribuido con su trabajo y con su esfuerzo mediante una mejora de sus retribuciones, que será mayor en función de que ese crecimiento se mantenga en los próximos años.

¿Qué importancia tiene que las administraciones públicas cumplan la Ley de Estabilidad Presupuestaria y Sostenibilidad Financiera para volver a crear empleo neto?

Desde el año 2011, las administraciones públicas han conseguido reducir su déficit desde un -9,31% a un -3,07% en el que se ha cerrado 2017. La reducción del déficit y de la deuda pública aumenta la credibilidad no solo de la política fiscal, sino del conjunto de la economía, reforzando la confianza de los mercados y reduciendo la prima de riesgo, lo que hace posible que tanto el Estado como las empresas y particulares puedan obtener créditos con tipos de interés bajos. Gracias a la consolidación fiscal y a las reformas estructurales llevadas a cabo desde 2012, hemos conseguido un crecimiento económico que se sitúa muy por encima del crecimiento de nuestros socios de la zona euro: 2017 ha cerrado con un crecimiento del 3,1%, por encima del 3% por tercer año consecutivo.

¿Hasta qué punto la implicación del personal al servicio de las administraciones ha contribuido a estas mejoras?

Lo digo siempre que tengo ocasión: el esfuerzo de los empleados públicos, junto con el resto de la sociedad española, ha sido una de las claves para conseguir la actual situación económica. Pocos confiaban en que nuestra economía evolucionara estos años tan positivamente como lo ha hecho, teniendo en cuenta el grave punto de partida en que nos encontrábamos. Y el personal al servicio de las administraciones públicas ha tenido y sigue teniendo un papel protagonista en este proceso.

Hablemos de MUFACE. Por primera vez un ministro de Hacienda preside el acto de la firma del concierto. ¿Significa que MUFACE es un modelo de futuro?

Sin duda. MUFACE vive un momento de extraordinario dinamismo, con un Plan de Impulso que ha abordado la sostenibilidad del modelo y la modernización del organismo, lo que permite afrontar el futuro con confianza. Esta tarea debe hacerse a través de los proyectos en curso y desde el convencimiento absoluto de que el modelo MUFACE, que ha cumplido 40 años, es un ejemplo de éxito, gracias, en buena parte, a la fructífera colaboración público-privada. El concierto 2018-2019 es prueba evidente de la voluntad del Gobierno de apostar por ese modelo, que es el que prefiere una amplia mayoría de funcionarios. Los años más duros de la crisis fueron complicados, pero ese tiempo ya pasó. Ahora, la recuperación económica y, gracias a ella, una oferta de empleo público que incorporará al sistema 100.000 nuevos funcionarios, es la mejor garantía de futuro para la institución.

A su juicio, ¿cuáles son las principales mejoras que introduce el concierto 2018-2019?

Supone un salto cualitativo respecto a los anteriores que incluye novedades que van a mejorar tanto el área asistencial del modelo como la organizativa. Si tuviera que destacar algo, además del incremento de la prima, citaría la instauración del doble periodo de cambio ordinario y la ampliación y modernización de los medios materiales, con la incorporación al catálogo de las técnicas más avanzadas en cirugía robotizada o en la detección de cáncer de mama, por poner solo dos ejemplos. También es sustancial el esfuerzo que se ha hecho para potenciar la asistencia a nivel provincial y de grandes núcleos urbanos, así como los servicios en el medio rural en colaboración con las comunidades autónomas o la mayor protección a nuestros mayores mediante la creación de un incentivo que premia la fidelidad o permanencia del colectivo mayor de 65 años adscrito a cada entidad. Y, sin duda, hay que citar el proyecto estrella vinculado a este concierto, y al Plan de Impulso de MUFACE: la implantación paulatina de la receta electrónica, proceso ya en marcha y que está previsto que culmine en 2019.

Fotografías
Cristóbal Montoro

El Concierto 2018-2019 es prueba evidente de la voluntad del Gobierno de apostar por el modelo MUFACE, que es el que prefiere una amplia mayoría de funcionarios

Cristóbal Montoro 02

Es importante que las personas que trabajan en el servicio público y que tanto han hecho por la recuperación económica se beneficien de los frutos

Cristóbal Montoro 03

Es esencial rejuvenecer la Administración e incorporar a nuevos profesionales

Cristóbal Montoro 04

Se mantiene la jornada semanal de 37 horas y media, pero se contempla la posibilidad de que cada Administración Pública establezca sus calendarios laborales

Cristóbal Montoro 05

El acuerdo establece medidas absolutamente novedosas en cuestiones sociales

Cristóbal Montoro 06

Por primera vez desde 1995, las administraciones públicas no solo podrán cubrir sus bajas, sino que podrán, además, incrementar sus plantillas por encima del 100 % de esas bajas

XHTML Válido. Acceso al validador on-line. Ventana nueva AA CSS válido