REVISTA MUFACE. Nº 242. OCTUBRE-DICIEMBRE 2017
Se encuentra en: Función Pública/ II Jornada Fedeca
Área de función pública
II Jornada Fedeca: “La función pública del siglo XXI. Acceso y Ejercicio”

Por una Administración de primer nivel

El pasado 6 de noviembre, la Federación de Asociaciones de Cuerpos Superiores de la Administración Civil del Estado (Fedeca) celebró una jornada dedicada a definir el perfil del funcionario en el siglo XXI y la forma de acceso y desarrollo de su actividad profesional. A través de varias mesas de debate, en las que estuvieron presentes especialistas de diferentes ámbitos, se abordó uno de los temas que más preocupa al colectivo: cómo responder ante los retos que se plantean en unos puestos que requieren alta responsabilidad e independencia del poder político.

A. C.
II Jornada Fedeca

El titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, inauguró la jornada organizada por Fedeca pidiendo al conjunto de cuerpos superiores de la Administración que sean estos los que defiendan "la excelencia de la función pública española" y ayuden a "transmitir a la sociedad la importancia de tener una Administración de primer nivel". En su intervención, quiso reconocer ante los numerosos altos funcionarios presentes el importante papel que desempeñan estos profesionales en todos los ámbitos y destacó que “España tiene la peculiaridad de combinar diferentes haciendas, además de una Administración local muy amplia, algo incomparable con otros estados federales del mundo".

Apoyo a los altos directivos

Desde Fedeca se asegura que este trabajo necesita contar con un mayor reconocimiento. Por ejemplo, en el ámbito salarial, donde la diferencia entre el sector público y el privado en puestos de responsabilidad similar es grande: según datos del Instituto Nacional de Estadística, el sueldo de un directivo del sector público puede llegar a ser un 16% menor que el de un directivo de empresa. En otras palabras, un funcionario de un cuerpo superior del Estado puede llegar a multiplicar por dos o por tres su sueldo aceptando una oferta del sector privado.

El presidente de la federación, Jordi Solé Estalella, aprovechó su intervención en la jornada para reivindicar esta situación: “Ha llegado el momento de dar un paso adelante en la modernización de la Administración y eso incluye aspectos como regular la función directiva para dotarla de mayor autonomía, mejorar los procedimientos de acceso a la función pública y también abrir los abanicos salariales de los directivos públicos”.

Graves problema de acceso

Durante el primer panel de la jornada se puso de manifiesto el grave problema al que se enfrenta la Administración en los próximos años, y es que se necesitará renovar el 85% de los altos funcionarios públicos. “Estamos a las puertas de una renovación generacional que exige un nuevo pacto social. O modificamos los sistemas de acceso y el perfil de los profesionales que incorporamos o después ya será demasiado tarde”, subrayó con preocupación Carlos Ramio, catedrático de Gestión Pública de la Universidad Pompeu Fabra.

En el mismo sentido, Teresa Siles, consejera de Administraciones Públicas de la Representación Permanente de España ante la UE, se refirió al sistema de acceso actual como “rígido y lento”, algo que no ocurre solo en España sino también en el resto de Europa. “Necesitamos un sistema de oposiciones menos memorístico y más basado en competencias, un mayor esfuerzo por parte de la Administración para vender la función pública, sus habilidades, sus valores y su potencial, y la configuración de una auténtica carrera profesional, subrayó.

Independencia

Para conseguir un perfil del alto funcionario acorde con el siglo XXI, hay otros retos. El director general de Planificación Interna del Ayuntamiento de Madrid, Carlos Galindo, coordinador en uno de los paneles de la jornada, apostó por la evaluación del desempeño y la necesidad de hacer distinciones entre el trabajo bien hecho y el mal hecho: “Debemos implantar un sistema que permita que haya gente que progrese rápidamente, otra que lo haga más despacio y también que haya gente que no progrese. Por eso se ha de evaluar el desempeño: para distinguir a los funcionarios que hacen un buen trabajo e incentivarles a que sigan mejorando".

Una propuesta que no es la primera vez que se desarrolla en el ámbito de Fedeca, ya que es una reivindicación histórica de la federación. Ello quedó también reflejado en la I Jornada organizada por Fedeca en 2016, en la que se manifestó que “el colectivo apuesta por un proceso de evaluación justo y objetivo, que le obligue a mantener niveles de calidad en su ejercicio profesional”.

Estatuto del Directivo Público

Conseguir estos avances implica el desarrollo y la puesta en marcha de un renovado Estatuto del Directivo Público, otra de las principales apuestas de Fedeca. Lo elaboró allá por 2013 la Comisión de Coordinación de Empleo Público, constituida en el seno de la Conferencia Sectorial de las Administraciones Públicas, y planteaba, entre otras cosas, sacar de la negociación colectiva del sector público las retribuciones del personal directivo, introducir elementos variables específicos en sus retribuciones e incluso permitir la determinación individual de las percepciones de los directivos en función de las tareas encomendadas y de otras características del puesto.

Por una buena selección

El panel dedicado al ejercicio profesional de estos funcionarios contó también con la presencia de expertos en planificación interna del Ayuntamiento de Madrid y del Consorcio de Compensación de Seguros (CCS), además de miembros de la Asociación de Sistemas y Tecnologías de la información (ASTIC) y de la Asociación de Diplomáticos Españoles. Todos ellos coincidieron en apostar por una Administración desligada de la política, objetivo que pasa por una adecuada selección.

El ámbito de actuación del directivo público son los puestos de subsecretario, director general, secretario general técnico, director de la administración institucional, director de AEAT, presidentes y directores de entidades de gestión de la Seguridad Social y subdelegados del Gobierno. La mayoría de estos cargos son desempeñados por funcionarios de nivel A1, que asumen importantes responsabilidades. De ahí el interés de Fedeca por diseñar un perfil profesional acorde a los nuevos tiempos y “desligar la alta política de la gestión administrativa”.

Tal y como explica su presidente, Jordi Solé, “lo ideal sería que el acceso de los altos funcionarios a estos puestos de responsabilidad dependiera de una entidad independiente, encargada de nombrar a un tribunal que designara a los candidatos. Un modelo que garantizaría la objetividad administrativa, y sería el primer paso para conseguir una Administración de primer nivel acorde al siglo XXI”.

Fotografías
II Jornada Fedeca 01

Fedeca

La Federación Española de Asociaciones de los Cuerpos Superiores de la Administración Civil del Estado se constituyó en 1981 al amparo de la legislación de 1977. En la actualidad, agrupa a 47 asociaciones profesionales y sindicatos de funcionarios públicos de carrera de las más variadas profesiones (abogados, economistas, ingenieros, arquitectos, médicos, diplomáticos, inspectores de hacienda, inspectores de trabajo...). Ostenta la representación de la práctica totalidad de funcionarios públicos pertenecientes al primer grupo o grupo superior de la Administración del Estado (Grupo A1), donde se integran aproximadamente 15.000 profesionales. Todos ellos cuentan con titulación universitaria superior y han accedido a los puestos de la Administración Pública previa superación de una exigente oposición.

II Jornada Fedeca 02

Se puso de manifiesto el grave problema al que se enfrenta la Administración en los próximos años y es que se necesitará renovar el 85% de los altos funcionarios públicos

II Jornada Fedeca 03

En la Agencia Tributaria se ofertarán 2.150 plazas para 2017 y 2018

II Jornada Fedeca 04
XHTML Válido. Acceso al validador on-line. Ventana nueva AA CSS válido