REVISTA MUFACE. Nº 246. INVIERNO 2018
Se encuentra en: Especial 40 años Constitución/ Cultura
Especial 40 años Constitución
La cultura celebra la Constitución

El Congreso y el Senado acogen una exposición conmemorativa

La Constitución española cumple 40 años; los mejores, a pesar de los pesares, de la España contemporánea. En las muy justificadas celebraciones de estos días no podía estar ausente el mundo de la cultura. Para dejar claro el homenaje al texto constitucional, son el Congreso y el Senado los que acogen una de las exposiciones conmemorativas. Otras pueden verse en el Museo Reina Sofía y en la Biblioteca Nacional.

Ángel Vivas
La cultura celebra la Constitución

Entre los actos que estos días celebran el 40º aniversario de la Constitución, el mundo del arte no podía estar ausente. Varias exposiciones están dedicadas a este momento inaugural de la democracia en España tras décadas de dictadura, o al complejo proceso de la Transición. Para subrayar el vínculo entre arte e instituciones democráticas, la principal exposición, “El poder del arte”, formada a partir de los fondos del Museo Reina Sofía, puede verse en las sedes de las dos cámaras legislativas hasta el próximo 2 de marzo. Que sean el Congreso y el Senado los lugares elegidos para una muestra artística no pretende sino subrayar el papel imprescindible jugado por las Cortes Generales en la aprobación del texto constitucional. Unas Cortes que, recién elegidas en junio de 1977 se pusieron a la tarea de elaborar una Constitución que fuera el marco y la ley suprema de la España democrática. Por otro lado, y según los promotores (Acción Cultural Española, además de las Cortes y el Museo Reina Sofía), una intervención artística en lugares que no han sido diseñados para ellas “permiten al visitante imaginar nuevos usos y funciones, tanto del arte como de los espacios que este ocupa, y reflexionar sobre su papel en la sociedad contemporánea y sobre la relación que existe entre el arte y la soberanía”.

Además, el carácter contemporáneo de los autores y la temática de las obras expuestas no hacen sino subrayar esa relación. Así, la exposición que puede verse en el Congreso de los Diputados –entre el Salón de Pasos Perdidos y la Sala Constitucional, donde ya está ese emblema de la reconciliación que es El abrazo de Genovés– se centra en el proceso de la Transición y recoge obras de artistas que vienen ocupándose de temas como el poder, la libertad, la democracia, la memoria o la historia; artistas como Cristina Iglesias, Juan Muñoz, Antoni Muntadas, Esther Ferrer, Concha Jerez o Txomin Badiola.

La muestra del Senado es una síntesis de la evolución de las artes plásticas españolas en estos 40 años constitucionales, a través de la obra de artistas como Luis Gordillo, Patricia Gadea, Alberto García Alix, Antón Lamazares, Soledad Sevilla, Francisco Leiro, Juan Navarro Baldeweg o los citados Juan Muñoz y Juan Genovés.

Al proceso más amplio de la Transición, que empieza antes de la promulgación de la Constitución y, para algunos, se extiende más allá de ese momento, está dedicada la muestra “Poéticas de la democracia. Imágenes y contraimágenes de la Transición”, que puede verse durante prácticamente todo 2019 en el Museo Reina Sofía. La muestra tiene su origen en una investigación emprendida hace diez años por el propio museo con el objetivo de reivindicar las experiencias artísticas excluidas del discurso institucional del arte español de la década de los años setenta. Experiencias artísticas que eran la prueba de que la sociedad española había madurado y, contra lo que se decía desde el poder, estaba lista para la democracia, si es que no la estaba practicando ya en muchos ámbitos: universidad, colegios profesionales, relaciones personales… Estaban dadas las condiciones para el consenso que marcó la Transición y dio lugar, a su vez, a la Constitución que ahora celebramos. La española era, además, una sociedad en ebullición, y eso es lo que plasma “Poéticas de la democracia”, una exposición que pone el acento en lo participativo, reivindicativo y colectivo. Algo que se ve perfectamente en acontecimientos como la muy politizada y polémica (artistas como Chillida y Oteiza retiraron sus obras) Bienal de Venecia de 1976. La labor de Eduardo Arroyo, residente entonces en Italia, y un comisariado colectivo en el que estaban, entre otros, Tomás Llorens, Valeriano Bozal, Tàpies, Ibarrola, Antonio Saura y Oriol Bohigas, permitió que se homenajeara al Pabellón español en la Exposición Internacional de 1937 (la del Guernica) o que el arte antifranquista del momento tuviera una presencia destacada. Por otro lado, la intervención de una figura como Rafael Alberti, también exiliado a la sazón en Italia, o de un crítico como José María Moreno Galván, abrieron la presencia española a la música (Cristóbal Halffter), el teatro (Nuria Espert, Els Joglars, Tábano) o el cine.

Además de ese recuerdo a la Bienal del 76, “Poéticas de la democracia” aborda la efervescencia de una contracultura juvenil y urbana que encontró su cauce en publicaciones (Ajoblanco, Star), colectivos de cine, radios libres, ateneos, festivales, pero también en bares y plazas (imposible olvidarse de la madrileña del 2 de mayo, que acogió un acto espontáneo que ha quedado como icono de aquel tiempo). Un humus del que saldría muy poco después la famosa movida.

Las fechas que pueden enmarcar la Transición son elásticas. Sobre todo la de su comienzo. Como ha recordado el profesor Santos Juliá, los intentos de llegar a acuerdos para establecer la democracia en España se remontan a los primeros años del franquismo. Así, la exposición “Los papeles del cambio. Revolución, edición literaria y democracia 1968-1988” (Biblioteca Nacional, hasta el 10 de marzo) parte del año clave de 1978 pero se extiende a los decenios anterior y posterior, para señalar que todo empezó antes. Se centra en el mundo editorial, como un excelente espejo de los cambios en los hábitos de lectura y el contraste entre la actuación todavía de la censura y esas nuevas demandas de los lectores.

Fotografías
La cultura celebra la Constitución 01

En la aprobación de la Constitución desemboca un largo proceso político marcado por la evolución de la sociedad y la reconciliación de los españoles

La cultura celebra la Constitución 02
La cultura celebra la Constitución 03
XHTML Válido. Acceso al validador on-line. Ventana nueva AA CSS válido