MUFACE 221
Inicio En Portada Tribuna Pública Área Función Pública Área Educación
Área MUFACE Área Mayores Área Actualidad Área Salud Entrevista Cultura
 
 
Se encuentra en: Entrevista a Jesús Posada Moreno
Entrevista

Jesús Posada Moreno, presidente del Congreso de los Diputados

 

“Tenemos que hacer un esfuerzo para acercarnos más al ciudadano”

CHUS SÁEZ
 

La tercera autoridad del país es soriano, de carácter afable, de trato cercano y un todoterreno de la política. El presidente del Congreso de los Diputados, Jesús Posada, posee una amplia trayectoria política, ha desarrollado, entre otros cargos, el de gobernador civil de Huelva, presidente de la Junta de Castilla y León y ministro de Agricultura, Pesca y Alimentación y de Administraciones Públicas. Además, este ingeniero de Caminos, Canales y Puertos por la Universidad Politécnica de Madrid y licenciado en Ciencias Económicas por la Universidad Complutense de Madrid, pertenece al cuerpo de funcionarios del Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado y presume de conocer muy bien la Administración Pública.

Las Cortes Generales, como representación del pueblo español, están obligadas a acercarse al ciudadano y hacerle sentir el Congreso como suyo. ¿Qué objetivos se ha marcado en este sentido?
Considero que es responsabilidad de los diputados y diputadas, y especialmente mía como presidente de las Cortes, dedicar todos nuestros esfuerzos para que los ciudadanos se sientan representados en el Congreso, lo consideren cercano, atiendan a lo que allí ocurre, les importe mucho y lo visiten y lo sientan como algo suyo. Uno de mis objetivos principales es lograr que al final de la legislatura haya un mayor número de españoles que se sientan más cercanos a la Cámara Baja y a la labor que desempeña.

Como presidente del Congreso usted tiene el reto de desarrollar una función conciliadora, conseguir que las diferentes voces sean oídas y valoradas. ¿Qué balance hace de estos meses al frente de la Cámara?
Es una de las obligaciones inherentes a mi cargo, y creo que hasta ahora, en la presente legislatura, hemos conseguido que todos los diputados y diputadas sean oídos y se sientan cómodos. Para ello hemos tenido que resolver los problemas generados por un amplio Grupo Mixto de 18 diputados pertenecientes a ocho partidos políticos diferentes. De hecho, no me consta que se hayan producido grandes críticas a la labor que desempeño, aunque es posible que algunas decisiones mías no hayan gustado a todo el mundo al cien por cien. Aun así considero positivo el balance y espero seguir obteniendo cada vez mejores notas.

Por la tribuna del Congreso han pasado parlamentarios de la talla de Canovas, Sagasta, Maura, Canalejas, Pasionaria o Gil Robles, todos ellos grandes oradores. ¿Qué ha pasado para que miremos con menos interés a los actuales diputados y diputadas?
Es complicado comparar unas épocas con otras. Es de resaltar la calidad oratoria de esos políticos, pero quizás de aquí a unos años se vea el verdadero valor de muchos de los actuales, que los hay, se lo aseguro yo, que escucho casi todas las intervenciones. La historia les hará justicia. Hay buena oratoria en el Gobierno, pero también en algunos partidos de la oposición, y eso se ve en el día a día.

¿Cree que se puede hacer más para alcanzar consensos entre los diferentes grupos parlamentarios dada la situación del país?
Siempre se puede hacer más y yo intentaré lograr acercamientos en temas puntuales, aunque en este asunto el papel fundamental lo tienen los grupos parlamentarios, porque si uno de ellos no quiere, se rompe toda posibilidad de acuerdo. Mi obligación como presidente del Congreso es facilitar esa comunicación al máximo y propiciar los mayores acuerdos en beneficio de nuestro país. A eso también dedicaré mis esfuerzos.

Las encuestas reflejan un distanciamiento de la sociedad respecto a los políticos. Usted ha dedicado gran parte de su vida a la cosa pública, ¿cómo cree que se puede reflotar la imagen que los ciudadanos tienen de sus representantes?
En épocas de crisis como la que nos toca vivir, en las que el ciudadano sufre, se produce este distanciamiento. Por eso tenemos que sacrificarnos también nosotros en la parte que nos corresponde, esforzarnos por acercarnos más al ciudadano para que nos vea como personas con los mismos problemas y necesidades que el resto de la ciudadanía.

Insistiendo sobre el tema, hay voces que apuntan a la necesidad de recortar el número de diputados en las Cortes. ¿Qué opinión tiene al respecto?
Lo veo factible en las comunidades autónomas, en alguna de las cuales el número que marcaba su Estatuto inicial ha sido duplicado en la actualidad. Pienso que hay que estudiarlo porque son ya varios los presidentes que, creo que sin pensamientos partidistas y conectando con sus ciudadanos, lo están promoviendo, como ha ocurrido recientemente en Castilla-La Mancha.
En el Congreso sería mucho más difícil, porque la Constitución establece que no puede haber menos de 300 diputados y si se rebaja la cifra a ese número habría que evitar que provincias como la mía, Soria, dejasen de tener al menos dos representantes, que suelen ser de los dos principales partidos. Desde mi punto de vista si esto se produjese, la representación parlamentaria quedaría muy menguada, pero como en todo, si hay consenso mayoritario, se hará lo que se tenga que hacer.

Usted ha sido presidente de Castilla y León. En estos momentos existe un debate que cuestiona el Estado de las Autonomías. ¿Qué opina sobre la cuestión de devolver competencias al Estado central?
Desde mi punto de vista centraría el debate en evitar competencias dobles e incluso triples, porque también se produce este problema en muchos ayuntamientos. No veo que se puedan devolver competencias como Educación o Sanidad y sí que se produzcan ajustes en el gasto, porque en épocas pasadas se gastó en cosas no muy productivas.

Usted pertenece al cuerpo de funcionarios del Cuerpo Superior de Administradores Civiles del Estado. En estos momentos de ajustes y recortes en nuestro país, ¿qué mensaje envía al personal de las administraciones públicas?
Tiene razón cuando habla de ajustes importantes para los funcionarios, últimamente la paga extra de Navidad, pero espero que puedan ser compensados lo antes posible y que los ciudadanos lo tengan en cuenta siempre. Son medidas dolorosas y muchas de ellas temporales, pero tengo que resaltar que el PP prometió adoptar medidas para crear crecimiento y empleo, y dijo que no haría milagros, menos con la situación que se encontró al llegar al Gobierno. En todo caso, veo a Rajoy en condiciones de sacar a la economía española del círculo vicioso en el que se encuentra desde hace tiempo. Todos lo veremos.

Es evidente que se ha producido un deterioro de la imagen de los trabajadores públicos entre los ciudadanos, ¿cómo cree que se puede recuperar el prestigio?
Es verdad que en estos momentos de sacrificio y recortes el ciudadano ve con cierto recelo a los funcionarios públicos, porque considera que son privilegiados por tener un puesto fijo, mientras que en el sector privado te pueden despedir con una indemnización reducida. El mensaje que transmitiría es que ser funcionario no es ningún chollo, porque, además de tener que estudiar y aprobar en su día una oposición, los salarios de muchos de ellos no son tan altos, y si no pregunte usted a algún policía, docente o sanitario, y le contará las horas que trabajan en favor de la sociedad y lo que cobran a cambio, por mucho que el puesto sea o no fijo. Por ello considero necesario defender que los funcionarios no son gente vaga, además de agradecerles los sacrificios que están haciendo. Reitero que mi esperanza es que no se tarde mucho en poder recompensarles.

Como funcionario y mutualista, ¿qué destacaría de MUFACE?
Que es un organismo imprescindible, y le pediría que siga manteniendo su fortaleza institucional y sea toda una garantía y referencia para sus afiliados. Mi enhorabuena a quienes han trabajado en MUFACE, y especialmente a los que trabajáis en el organismo en la actualidad.

Jesús Posada Moreno
Miniaturas Jesúas Posada Moreno
 
 
Uno de mis objetivos principales es lograr que al final de la legislatura haya un mayor número de españoles que se sientan más cercanos a la Cámara Baja y a la labor que desempeña

 

 
Veo a Rajoy en condiciones de sacar a la economía española del círculo vicioso en el que se encuentra desde hace tiempo

 

 
Ser funcionario no es ningún chollo, porque, además de tener que estudiar y aprobar una oposición, los salarios de muchos de ellos no son tan altos

 


 
     

       
Logotipo Ministerio de Política Territorial y Administración Pública AVISO LEGAL I ACCESIBILIDAD I MAPA DE WEB I EQUIPO DE REDACCIÓN
© Mutualidad General de Funcionarios Civiles del Estado. Pº de Juan XXIII, 26 - 28040 Madrid.